Product

Chupe de Camaron

No es una sopa. Quien se atreva a tratarla así mejor que se abstenga de probarla. Es un caldo de sorpresas. Su sustancia turbia no permite ver la maravilla que saldrá en cada cucharada. Pero claro, el asombro mayor queda reservado a la carne del crustáceo, tan bien protegido solo puede ser un tesoro. Es el plato favorito de Vargas Llosa y su ingrediente principal, así como recio en sus tenazas, es delicado en su supervivencia. se precisa de vedas que permitan su existir.
Hay quienes temen hincarle el diente de ajo a un cuy chactado por su parecido con las mascotas imaginen el valor de quien se empuja un demonio del río que ni rostro tiene.

Infaltable en las mesas picanteras es nuestro “Chupe de camarón”, noble plato que junta los más deliciosos insumos de nuestra tierra.